La democracia y varias especies están en “peligro de extinción”.

Hay un elemento común entre el peligro de extinción de varias especies animales y el peligro de extinción de la democracia: «la acción del ser humano».

El mural realizado por la Lic. Griselda Catramboni nos ilustra sobre varias especies en peligro de extinción. Ella nos dice: “el yaguareté, nombre guaraní que significa “la verdadera fiera”, era considerado un animal sagrado. En Misiones, aborígenes y chacareros no lo nombran porque dicen que, al invocarlo, “aparece”. Su fuerza, poderío y misterio protagonizan leyendas, mitos y también anécdotas e historias de nuestros pioneros, y de quienes hoy habitan cerca del monte, que se van transmitiendo de generación en generación. Este gato, cuyo nombre científico es Panthera onca, es el felino más grande del continente americano y tercero en corpulencia a escala mundial, después del tigre de bengala y el león. Se destaca por su aspecto robusto y la cabeza proporcionalmente grande con poderosa estructura mandibular. Cada yaguareté posee un diseño único de manchas que permite identificarlo, algo de gran utilidad para los investigadores. Además, el yaguareté es un excelente nadador, un caminador incansable, solitario y muy territorial. Pese a todas sus cualidades, hoy está en peligro de extinción”.

YAGUARETÉ: la verdadera fiera

¿Dónde vive el yaguareté y por qué está en peligro de extinción?

El yaguareté, declarado Monumento Natural de Argentina, es una especie en peligro de extinción, víctima de la caza ilegal y la pérdida de hábitat, entre otras amenazas. A principios de siglo XX su hábitat alcanzaba hasta la Patagonia argentina, pero desde entonces su distribución se redujo un 95 %. Se distribuía ampliamente en nuestro país, desde el norte hasta el río Colorado. Ya a principios de 1900 fueron muertos los últimos yaguaretés de la pampa húmeda. Actualmente sólo sobrevive en las yungas de Salta y Jujuy, la selva misionera y algunos sectores de la región chaqueña. Varias causas generaron esta situación, entre las que se destacan la destrucción de su hábitat y la persecución que sufrió históricamente por considerarlo peligroso para el hombre o el ganado doméstico.

En su mural, Griselda Catramboni preocupada por las especies en peligro de extinción, también incluyó al guacamayo rojo que atrae la atención por su vívido y espectacular colorido, y su llamado estridente con el que se comunican durante el vuelo.

GUACAMAYO ROJO

Es un ave inteligente e inquisitiva, algunos son capaces de imitar una gran variedad de sonidos humanos y durante las migraciones estacionales puede viajar más de 100 km, dependiendo de la variación de los recursos alimenticios. La caza ilegal es la principal causa de que el guacamayo rojo se encuentre en peligro de extinción, debida, sobre todo, al interés en su comercialización como de ave doméstica, ya que su colorido plumaje llama mucho la atención, pero también la destrucción de su hábitat debido a la deforestación, industrias madereras, petroleras, incendios, y fragmentación de poblaciones.

También la Lic Catramboni nos señala al ciervo de los pantanos que es el cérvido más grande de Sudamérica y en nuestro país se lo encuentra principalmente en los Esteros del Iberá (Corrientes), y en el delta del Paraná (Buenos Aires y Entre Ríos), donde constituye un símbolo de la cultura isleña. Se trata de uno de los pocos cérvidos anfibios del mundo, característica que solo comparte con el barasingha de India y Nepal, y el ciervo acuático de China, lo que lo vuelve un espécimen particularmente singular. Tienen pelaje pardo rojizo y negro en las patas. La destrucción de su hábitat y la caza son las principales amenazas que enfrentan sus poblaciones. En la Argentina se distribuía desde el sur de Misiones hasta el nordeste de Buenos Aires, pasando por Corrientes y Entre Ríos, y al este de las provincias de Santa Fe, Formosa, Chaco, con una intromisión siguiendo las cuencas del Bermejo y Pilcomayo hasta las provincias de Salta y Jujuy. Actualmente se encuentra restringido a localidades de las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes.

CIERVO DE LOS PANTANOS

En el mural que hace referencia al noreste argentino, lamentablemente «posan en la foto del peligro de extinción»:

CARAYÁ: en guaraní Mono aullador.

AGUARÁ GUAZÚ: en guaraní Zorro grande, en la mitología toba es un ser protector y padre de todos los perros,

YURUMÍ: en guaraní significa «boca chica» y hace referencia al oso hormiguero gigante.

YETAPÁ DEL COLLAR: en guaraní significa «tijera» porque hace referencia a la forma de su larguísima cola,

TUCÁN: se localiza en los bosques húmedos del este de Sudamérica: 

Pero en otras geografías, hay muchas otras especies amenazadas. Sólo por mencionar algunas, tenemos: el condor andino, el oso polar, el tigre de Sumatra, Rinoceronte blanco, el Leopardo de las nieves, el Oso panda, el Chimpancé común, etc.

CONDOR: sus ojos ubicados a ambos extremos de su cabeza le dan un amplio campo visual 

OSO POLAR: amenazado por la destrucción de su hábitat provocada por el deshielo del Ártico

¿ Cuáles son las causas del peligro de extinción de las especies ?

Desde que la vida surgió en la Tierra, su fauna se ha transformado en muchas ocasiones. Durante miles de años y por diversas razones, se han producido cinco grandes extinciones de las especies que han poblado la Tierra: son las conocidas como las cinco extinciones masivas. En la actualidad, pero  debido a la acción de los seres humanos, el planeta está al borde de los que los científicos denominan la Sexta Gran Extinción.

«Las principales amenazas que ponen en peligro a las especies, además de las razones particulares de cada una, es que los seres humanos les hemos corrido la frontera de su hábitat con la deforestación que además de quitarles territorio, fundamentalmente elimina sus sustentos alimenticios, y en muchos casos se agrega la caza ilegal y la introducción de especies exóticas. Así, aunque ya cuentan con diversos programas de conservación a nivel internacional que velan por su recuperación, sus amenazas no cesan; hay que crear conciencia» dice Griselda Catramboni.

La pérdida de cualquier especie puede generar cambios negativos en los ecosistemas, asimismo crear un desequilibrio que perturbe el ambiente y genere sistemas insalubres.

DEMOCRACIA TIPO SIGLO XXI EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Al igual que a los animales, a la DEMOCRACIA también el hombre le ha corrido las fronteras. Siempre la “élite que posee el poder real” ha utilizado a reyes, sultanes, presidentes, dictadores, etc. para someter a las mayorías, por la fuerza o lo que es peor por propia voluntad de esas mayorías.

“El poder real, que se materializa en el 1% de la población mundial (70 millones) que posee el 50% de la riqueza global” es quien marca los ritmos y compases que debe bailar el resto de la población mundial, más de 7.000 millones de seres humanos.

Por estos días, “el poder real” utiliza su poder económico, político, militar, comunicacional y judicial, para lograr sus objetivos: seguir sometiendo al resto de los humanos, pero ahora ha pedido de ellos mismos.

Utiliza su poder económico para concentrar los “medios de comunicación” y a través de ellos asusta a políticos débiles y ataca sin piedad a políticos con principios más sólidos.

Se hizo dueño de conceptos como “libertad, democracia y propiedad privada” y manipula los mismos como le convenga. El poder real, no ha dejado lugar en el mundo donde no haya destituido gobiernos en países que no aceptan ser sometidos a sus intereses.

Pero con el avance tecnológico, ya no necesita invadir países, porque ha invadido las mentes de la mayoría de la población mundial, con un misil llamado “algoritmo”.

El algoritmo está acostumbrado a manejar millones de datos, información diversa que interpreta y analiza, pero más allá de sus cualidades de “Big Data”, la ventaja que realmente tiene es que nosotros lo queremos mucho, dependemos mucho de él, le confiamos todos nuestros secretos y cada vez más hacemos pasar por ahí nuestra vida. El algoritmo está en nuestro querido celular. Cada vez más el celular necesita pegotearse en tu carne, te pide un patrón, la huella del dedo, realiza tu reconocimiento facial y necesita sí o sí que ligues tu cuenta de gmail, a tu ubicación autenticada y a una tarjeta de crédito. Y con esto ya está, perdiste mucho más que la intimidad, saben no solamente lo que compraste sino lo que comprarás durante este mes.

Una de las preguntas es si las tecnologías del algoritmo y la llamada «internet de las cosas» (IO T = Internet of Things) con intercambio de información en «tiempo real” podrán ser utilizadas para el bien común. Una de las primeras limitaciones es conocida: estas tecnologías están controladas por grandes “megasupercorporaciones” que dominan las plataformas y determinan los senderos y sobre todo censuran los caminos alternativos. Mientras que el acceso al conocimiento esté limitado a pocas corporaciones, resultará complicado abrir el juego a nuevos participantes. Esas corporaciones tienen ideología y marcan a fuego la perspectiva de la humanidad sostenida en un horizonte totalitario y homogeneizador. Crean un tipo de subjetividad, una sociedad de supuestos emprendedores que nos hace sentir que de cada uno de nosotros depende el éxito y el fracaso. Hoy con las redes en tiempo real las corporaciones se animan a más porque pueden crear la idea de que la política es una idea pasada de moda y que todos los políticos son la misma cosa, (ya sabemos que “para un analfabeto, todos los libros son iguales”), ya sea de derecha o de izquierda y que finalmente, lo único que puede salvarte sos vos mismo, en el supremo esfuerzo de hacer lo que mejor puedas. (3)

Con ello logra que la población mayoritaria vote en contra de sus propios intereses, es como si un esclavo le pidiera a su amo que lo azote.

Al igual que las especies en peligro de extinción, el principal problema de la democracia es que las fronteras de su hábitat se han corrido sin prisa pero sin pausa de tal manera que pasa desapercibida por la población. Con Fake News, Lawfare y posverdad, la democracia liberal sirve para votar y elegir a quien ya el poder real eligió. Hoy los políticos de derecha ya no necesitan mentir a la sociedad y dicen expresamente que hay que recortar derechos laborales para bajar el desempleo, una mentira que no resiste el menor análisis, dado que un empresario agrega un empleado a su planta sólo si quiere aumentar la producción ´porque tiene a quien vender su producción.

Es preciso un cambio transcendental, y con las reglas del juego de la democracia liberal, no parece posible.

PASAR DE AGONIZAR A ORGANIZAR

La sociedad deberá tener la fuerza y poderío del YAGUARETÉ, el llamado estridente con el que se comunican durante el vuelo el GUACAMAYO COLORADO, desplazarse y nadar muy bien,  como el CIERVO DE LOS PANTANOS, si es necesario realizar lo que hace el AGUARA GUAZÚ cazar de manera oportunista ratas, aullar todo lo que haga falta como el MONO CARAYÁ, tener el pico colorido, fuerte y con igualdad de género como el TUCAN, ya que  tanto macho como hembra se ofrecen alimentos unos a otros, volar con la majestuosidad del CONDOR para que sus ojos ubicados a ambos extremos de su cabeza le den un  campo visual que le permita identificar a los enemigos y cipayos, tener como el OSO HORMIGUERO,  afiladas garras para abrir agujeros en los hormigueros de los sótanos de la democracia y poner en funcionamiento su largo hocico y su hábil lengua.

La alta inteligencia técnica no va pareja con el progreso moral de la humanidad», reflexionó Zaffaroni. Avanzamos tecnológicamente pero no avanzamos como humanos a la misma velocidad.

(1) Fundación Vida Silvestre

(2) Mundo Mar.

(3) SMUD Martín «Es el algoritmo, estúpido» Pag 12 21/05/22

Diseño Gráfico: Lic. Griselda CATRAMBONI

© Cr. Daniel ROY