“El Reino Unido perdió su imperio a fines de la segunda guerra mundial, pero, a cambio, montó un imperio financiero con una red de guaridas fiscales que fueron desmontando el regulado sistema financiero mundial de la posguerra hasta llegar a la situación en que nos encontramos hoy. Este nuevo modelo, dominado por la City de Londres, ha echado raíces a nivel económico, político, institucional, y legal” dice  Nicholas Shaxson. (1)

No se desmonta de la noche a la mañana y tampoco hay intenciones. El sector financiero es aclamado como la gloria suprema de la economía del Reino Unido. Pero a medida que florece, gran parte de la economía real del mundo se marchita. 

Los nuevos esfuerzos para sancionar a los oligarcas y las empresas rusas se han topado de inmediato con un muro de secreto financiero desarrollado por décadas por los países ricos atrayendo el dinero de dictadores, evasores de impuestos y lavadores de dinero. Ahora es casi imposible para los gobiernos rastrear los miles de millones en activos y riquezas en poder de los oligarcas rusos sancionados.  El fiscal general de EE. UU., Merrick B. Garland, anunció hoy el lanzamiento de la Task Force KleptoCapture para combatir los intentos de evadir las sanciones, y también se formó un Grupo de Trabajo entre Francia, Alemania, Italia, el Reino Unido, Canadá y los Estados Unidos para garantizar la implantación efectiva de las sanciones.

Pero los grupos de trabajo recientemente anunciados tienen la oportunidad de poner fin a la propiedad anónima de la riqueza y la violencia, la corrupción y el abuso fiscal que impulsa el secreto financiero en todo el mundo y no sólo de los rusos. (2)

CUROSIDADES DE LA CITY DE LONDRES

Londres es la «historia de dos ciudades»: el vibrante y vanguardista centro intelectual y cultural, y la cuasimedieval City de rascacielos de cristal y palacios georgianos. Cada una con su propio alcalde. La City son casi dos kilómetros cuadrados (una milla cuadrada) en el centro de Londres en los que viven 9.000 personas y en los que cada día entran a trabajar 350.000, el 80% en el sector financiero. (3)

La City es gobernada por una Corporación y el jefe es el “lord alcalde de Londres” que no debe ser confundido con el Alcalde de Londres que gobierna la Municipalidad del Gran Londres en cuyo seno se encuentra la pequeña City y sobre la cual no tiene jurisdicción. La City de Londres es a Londres lo que es el Vaticano a Roma; es la “tierra santa” de las finanzas internacionales y la globalización.

Como apunta el historiador Maurice Glasman, la Corporación existe desde “tiempos inmemoriales”, es decir más allá de donde llegan los archivos, la memoria y la tradición. Algunos voceros aseguran que es anterior a la coronación del rey Ricardo I en 1189.

Los privilegios de la City derivan del poder del capital financiero. Desde la época medieval la City fue la fuente principal de préstamos financieros a los monarcas que necesitaban fondos para respaldar sus políticas en el país y sus guerras en el extranjero. Ya en el siglo XVI las conocidas expediciones piratas como las de Francis Drake contra los barcos y las colonias españolas en América fueron financiadas por los importantes hombres de negocios de la City de Londres, que las convirtieron con el apoyo de la Corona Inglesa en rentables expediciones corsarias.

Isabel I nombra caballero a Francis Drake

La City de Londres, también conocida como “La Milla Cuadrada” tiene la particularidad que no sólo votan los 9000 habitantes, sino que también votan las empresas que suman 23.000 votos. Sí, es difícil de creer, pero las empresas son “personas jurídicas” cuya cantidad de votos está dada por la cantidad de empleados, pero los mismos no votan por no ser residentes en La Milla Cuadrada. La paradoja es que empresas y bancos de todo el mundo incluidos el Banco de China y el Banco Narodny de Moscú participan de las elecciones británicas.

Así se elige al Lord Mayor que jura lealtad a la Corona y a la Corte Suprema. El nombramiento del nuevo alcalde se celebra con un desfile anual, que pasea en una carroza de oro de más de dos siglos y medio de antigüedad. Todo lleno de simbolismos.

Uno de los momentos más esperados por los miembros de la Corporación es cuando la reina tiene que esperar al alcalde para entrar en la milla cuadrada, ¿ritual o demostración de poder?.

El principal papel que cumple el “lord alcalde” es el de embajador representante de todos los “servicios financieros y profesionales” con sede en el Reino Unido. En reuniones privadas expone sobre los valores de la liberalización total de los flujos financieros.

La Corporación de la City de Londres posee tres fondos: el “City Bridge Trust” que la City exhibe sin problemas, destinado a donaciones caritativas por 15 millones de libras anuales; el “City Fund” que refleja los ingresos por ganancias e intereses producida por sus bienes y los dineros provenientes del gobierno central. Con este fondo la City cubre los costos de funcionamiento diario de la Corporación. Pero el más importante es el fondo “City’s Cash”. La City admite su existencia, pero se rehúsa decir cuánto dinero hay en él, aclarando que se trata de “un fondo privado” acumulado a lo largo de 8 siglos. Este fondo provee más de 100 millones de libras anuales para gastar en:  desarrollos inmobiliarios, think tanks (ONG) que defienden el libre mercado, lobbys que manejan operaciones en todo el mundo, con personal permanente desde Bruselas hasta Beijing y también el gasto en ceremonial con fabulosas cenas por donde desfilan políticos y empresarios de todo el mundo, incluidos, rusos, chinos, árabes, dictadores de toda laya, etc.

Su lema es hacer negocio con la mayor libertad, con el menor número posible de restricciones económicas y legales. Durante décadas han intentado la desregulación financiera hasta que la han conseguido. Esto les permite conseguir grandes beneficios con los movimientos de capitales de todo el mundo y han sido la vanguardia en la “financiarización de la economía mundial”, uno de los mayores despropósitos del capitalismo, toda vez que pone en un segundo plano a la “economía real” que es la única que produce bienes y servicios que satisfacen necesidades de la sociedad.

La gran libertad económica que tiene la City, permite que miles de millones de dólares procedente de los negocios más sucios del mundo, desde la evasión y elusión impositiva, el juego, la prostitución, pasando por las drogas o el tráfico de armas, acudan a ella para su inserción en el mundo financiero previo lavado.

El ocultamiento y lavado se realiza en la telaraña que realizó el Reino Unido (ver “EL INVISIBLE IMPERIO BRITÁNICO») utilizando dependencias de la corona británica (Crown dependencies: Las islas Jersey y Guernesey en el Canal de la Mancha y la Isla de Man en el Mar de Irlanda) orientadas principalmente a captar fondos de Europa. Los territorios de ultramar (British Overseas Territories)   son catorce territorios pertenecientes a la Corona Británica. En el Caribe, los territorios de ultramar de Gran Bretaña han capturado y capturan los dineros provenientes de actividades legales o ilegales de toda América y los más activos son: Anguila, Bermudas, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Montserrat, y Bahamas hasta 1973 que declaró su independencia. En el Pacífico, pequeñas islas como Nauru, Vanuatu, y sobre todo Hong Kong (China tiene su propia guarida fiscal en sociedad con Londres) le dan alcance mundial a la red de guaridas fiscales directamente vinculados a Londres. Hong Kong canaliza todos los fondos ilícitos de China e India.  

El dinero sucio de Rusia prefiere Chipre, Gibraltar y Nauru como trampolines donde legitimarse antes de ingresar al sistema financiero convencional en Londres y en las grandes economías.

El dinero recolectado es manejado por las entidades financieras instaladas en la capital británica que además del formidable poder de la City pueden contar con la experiencia de un ejército de abogados y contadores para elaborar las empresas offshore  que esconden el dinero al fisco pero fundamentalmente usan los fondos especulativos (hedge funds)  para entrar el dinero al mundo financiero con “blancura inmaculada” y a través de los trusts, (estructuras cuyo beneficiario es desconocido, administrado por un estudio jurídico ubicado en una guarida fiscal), borran las pistas permitiendo disimular los activos.

El Reino Unido quiere sancionar a los oligarcas rusos para que éstos se vuelvan contra Putin, pero “no podrán encontrar” el dinero de los oligarcas rusos porque es sólo una parte mínima de todo lo que oculta la City de Londres. Hay una sensación persistente entre los expertos anticorrupción de que sacar a la luz el dinero sucio que circula por el Reino Unido, y en particular por Londres, no es una alta prioridad política.

Apelan entonces a los fuegos artificiales de secuestrar algunos yates, aviones privados y propiedades lujosas declaradas, pero eso es “jugar para la tribuna”.

El PRIMER CRIPTOCONFLICTO

La guerra en Ucrania podría convertirse en la primera «criptoguerra» dado que les han pedido a las mayores plataformas de transacciones de monedas virtuales que acaten bloqueo financiero. Pese a los llamados, las grandes firmas que operan con criptomonedas como Binance, Coinbase o Kraken, rechazaron imponer una restricción general contra los ciudadanos rusos. (4)

En una entrevista con la BBC, el fundador y director ejecutivo de Binance, Changpeng Zhao, dijo que «muchos rusos comunes no están de acuerdo con la guerra» y descartó restringirles el uso del servicio. «Diferenciamos entre los políticos rusos que inician guerras y la gente normal». El empresario explicó que su empresa no controla la industria y que, si aplicaran una restricción general a los rusos, ellos se moverían a otras plataformas más pequeñas.

Por un lado, los bancos que brindan servicios a las firmas de criptomonedas amenazan a a las mismas que podrían verse privadas de servicios financieros sino siguen las reglas para garantizar que apliquen diligentemente los controles requeridos por las sanciones contra Rusia»; pero por otro lado, «el comercio entre el rublo ruso y los criptoactivos como Bitcoin y Tether se ha duplicado desde que comenzó el asalto a Ucrania, alcanzando los US$60 millones al día», publicó el periódico británico Financial Times.

Uno de los argumentos de las plataformas de criptomonedas es que el mercado de las monedas virtuales tiene como objetivo dar «mayor libertad financiera» a las personas en todo el mundo. Por lo tanto, cualquier prohibición unilateral «se opondría» a la razón por la que existen las criptomonedas.

CONCLUSIÓN

Sancionar el «dinero sucio ruso» es muy difícil porque la capital británica depende del «dinero sucio». La Unión Europea antes del brexit, quería endurecer el lavado de dinero y el Reino Unido fue el único país que votó en contra». En 2016, el Comité Selecto de Asuntos Interiores del Reino Unido afirmó que cada año se blanqueaban 100.000 millones de libras esterlinas (unos 130.000 millones de dólares) de dinero ilícito en el mercado inmobiliario de Londres.

Un añejo proyecto de ley «cajoneado» surge a la palestra. El proyecto de ley reformará Companies House en un intento de verificar la identidad de cada director de empresa y beneficiario real, con el objetivo de evitar que todos los delincuentes o cleptócratas se escondan detrás de una empresa ficticia del Reino Unido. Los parlamentarios expresaron una preocupación particular de que los propietarios existentes tendrán hasta seis meses para registrar su propiedad, lo que podría permitir a las personas disponer o transferir activos ilícitos. El proyecto de ley fijó inicialmente este período de gracia en 18 meses. Habrá que ver la letra chica.

Finalmente, la City de Londres, capital mundial de las guaridas fiscales, puede contar con la discreción de la prensa londinense. La mayoría de los propietarios de diarios tienen sus domicilios en las zonas offshore; y por esas cosas del destino, los servicios de espionaje británico ( MI5 es responsable de las actividades de espionaje en el interior del país, mientras el MI6 se encarga de la seguridad exterior) también tienen su sede en la City. Muchos creen que no es precisamente para controlarla sino para protegerla y para extender sus tentáculos por todo el mundo.

(1) Nicholas SHAXSON «Las Islas del Tesoro»

(2) Alex COBHAM Tax Justice Network

(3) Abraham ZAMORANO BBC

(4) BBC Redaccón 04/03/22

Ilustración Gráfica: Lic. GRISELDA CATRAMBONI

© Cr. Daniel ROY