Marcelo Justo y Marta Nuñez son las voces latinas atrincheradas en Londres, y desde el mismísimo corazón de una de las guaridas fiscales más grandes del mundo emiten mensualmente el podcast JUSTICIA IMPOSITIVA como parte de las actividades de la Tax Justice Network (Red de Justicia Fiscal). Para nada complacientes, en su último podcast trataron temas como los flujos financieros ilícitos en América Latina en tiempos de pandemia, ¿ la nueva ley CAT en EEUU cambiará su perfil de guarida fiscal ?, la “nueva desigualdad mundial: las vacunas”, y el futuro modelo económico de Chile.

Por eso, la nominación al Premio Nobel de la Paz 2021 para la Tax Justice Network como parte estrechamente relacionada con la Alianza Global por la Justicia Fiscal, es un justo reconocimiento al esfuerzo de muchos años en la lucha contra el tráfico de flujos lícitos e ilícitos a espaldas de la sociedad, es decir sin pagar impuestos, algunos son evasores y elusores seriales como las multinacionales.

Legisladores noruegos han nominado a la Alianza Global por la Justicia Fiscal (GATJ) y al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) para el Premio Nobel de la Paz, citando el “éxito de las organizaciones en la construcción de alianzas globales” para aumentar la transparencia en el sistema financiero global.

“La falta de transparencia en el sistema financiero global representa una amenaza constante para la paz y la estabilidad. También es una herramienta poderosa para que las élites cleptocráticas y las organizaciones criminales perpetúen la desigualdad estructural, lo que genera conflictos en todo el mundo”, dicen. 

La Alianza Global por la Justicia Fiscal (GATJ) (1) es una coalición global creada a partir de la Tax Justice Network (TJN); es el centro de coordinación de las redes regionales de justicia fiscal en Asia (Tax and Fiscal Justice Asia), África (Tax Justice Network Africa), América Latina (Red de Justicia Fiscal de América Latina y el Caribe), Europa (Tax Justice-Europe) y América del Norte (Canadian for Tax Fairness & FACT Coalition), representando colectivamente a cientos de organizaciones.

La Red de Justicia Fiscal (TJN) cree que nuestros sistemas fiscales y financieros son herramientas poderosas para crear una sociedad más justa que dé el mismo peso a las necesidades de todos. Pero bajo la presión de los gigantes corporativos y los súper-ricos, nuestros gobiernos y los arquitectos de la evasión y elusión fiscal (abogados, contadores y facilitadores) han programado estos sistemas para dar prioridad a los más ricos sobre todos los demás, conectando el secreto financiero y las guaridas fiscales en el núcleo de nuestra economía.

Esto alimenta la desigualdad, fomenta la corrupción y socava la democracia. La Red de Justicia Impositiva, trabaja para reparar estas injusticias instando y presionando a los gobiernos a reprogramar sus sistemas fiscales y financieros.

A nivel nacional, se realizan campañas por sistemas tributarios progresivos y redistributivos, y a nivel internacional por una gobernanza tributaria global transparente, inclusiva y representativa, que garantice el derecho de los países en desarrollo a gravar parte de las ganancias globales de las corporaciones multinacionales generadas en sus economías. Es tarea de todos, difundir, esclarecer y alertar que la sociedad mundial por el “abuso fiscal” está sangrando recursos de salud, educación, seguridad y bien estar que la Tax Justice Network a cuantificado con rigor científico en El Estado de la Justicia Fiscal 2020” (2); en él denuncia que el mundo pierde más de 427 mil millones de dólares en impuestos al año a causa del abuso fiscal internacional

No hay paz duradera sin justicia social, ni justicia social sin justicia fiscal.”

(1) https://www.globaltaxjustice.org/es/about

(2) https://www.taxjustice.net/reports/the-state-of-tax-justice-2020/

DISEÑO GRÁFICO: Lic. GRISELDA CATRAMBONI

© Cr. DANIEL ROY