La corrupción privada offshore es un secreto guardado bajo siete llaves.

Dice la leyenda que la expresión “Bajo siete llaves” (cuando se quiere decir que algo está bien guardado), surgió en la Gran Mezquita de los Omeyas, en Damasco, una de las más grandes y antiguas del mundo (siglo VIII) y el cuarto lugar más sagrado del islam. Allí se puede admirar, a un lado del enorme patio, un hermoso “templete policromado” sostenido por varias columnas sin escalera alguna. Los pilares tienes una altura de unos tres o cuatro metros y el habitáculo está cerrado por una pequeña puerta donde en tiempos lejanos se guardaba el tesoro de la Gran Mezquita. 

La mencionada puerta, contaba con siete cerraduras con sus siete llaves. Cada llave era entregada a una autoridad.  De esta forma, el tesoro quedaba “bajo siete llaves” y para abrirla, se debían de poner de acuerdo los siete “imanes” encargados de la custodia de las joyas guardadas tras la reducida entrada. 

En el siglo XXI, los templos han sido reemplazados por “guaridas fiscales” y los tesoros guardados secretamente bajo 7 llaves no son joyas sino “datos financieros y sociedades donde se desconoce a los verdaderos dueños” que pertenecen al 1% de la población más rica del mundo que posee el 50% de la riqueza mundial, a las multinacionales que esconden ganancias para no tributar impuestos, a los narcotraficantes, a los mafiosos de distinta laya y a los corruptos.

Esto es posible porque la “industria financiera” que comercializa el “secretismo global” ha desarrollado al máximo la corrupción privada profesional con la participación imprescindible de los bancos, bufets de abogados, contadores, administradores de fideicomisos y firmas de auditorías, que han hecho un trabajo impecable en el campo legal e impositivo, para que sea legal lo ilegítimo.  La Real Academia Española dice que legal es aquello que resulta “prescrito por ley” y legítimo es aquello que es “justo”. Recordemos que la esclavitud y el apartheid eran legales.

Las sociedades offshore son legales porque el sector financiero, los ricos y las multinacionales poseen el poder económico, las influencias sobre los políticos y vinculaciones judiciales necesarias para sancionar  y sostener leyes que les permitan hacer legal lo ilegítimo, esto es, ocultar patrimonio y evadir impuestos,  es decir,  romper el contrato social con el resto de la sociedad que afronta todos los gastos para sostener todo tipo de servicios e infraestructura que las mismas personas y empresas usan y abusan. (1)

Está claro que el dinero que se va por la canaleta del “secretismo financiero” es el que falta en las arcas públicas, y la consecuencia directa es que los gobiernos terminan con una alta presión impositiva a los ciudadanos a través de impuestos regresivos como el IVA, y otros como Ingresos Brutos (Argentina).

Al debilitarse las economías, los Gobiernos realizan “ajustes sobre el gasto social” y “contraen deudas”. En América Latina la situación se agrava porque la toma de “deudas” se utiliza para la fuga de capitales lo que permite al sector financiero retroalimentarse, a su vez disminuye la Reservas de los Bancos Centrales y esto desemboca en la inestabilidad del mercado cambiario (cotización del dólar).

¿QUÉ PAÍSES GUARDAN MÁS SECRETOS FINANCIEROS?

La Tax Justice Network (Red de Justicia Impositiva), coalición independiente de investigadores que estudian los efectos dañinos de la evasión y elusión de impuestos y las guaridas fiscales, con sede en Londres, elabora cada dos años un ranking de “secretismo financiero” en base al estudio de 133 países. El Índice de Secreto Financiero (FSI Financial Secrecy Index)) clasifica a las jurisdicciones de acuerdo a su secreto financiero y la dimensión de su actividad financiera offshore. (2)

Según informa Andrés Knobel (Investigador en TJN), las estimaciones muestran que los países que trafican con el secreto administran entre USD 21.000 y USD 32.000 billones de riqueza financiera privada alrededor del mundo. Son recursos que no pagan impuestos y, cuando lo hacen, pagan muy poco. 

El índice pondera 2 aspectos:

  1. Nivel de transparencia del sistema legal: se observa el nivel de secreto bancario, si identifica el beneficiario final de cada empresa, si existe registro detallado de fideicomisos, nivel de cumplimiento de normas anti-lavados de activos.
  2. Volumen de actividad financiera secreta: se observa el nivel de dinero que manejan, la cantidad de empresas o personas que utilizan ese país para constituir sociedades y abrir cuentas bancarias.
 RANKING DE SECRETO FINANCIERO 2020
  1. ISLAS CAIMAN
  2. EEUU
  3. SUIZA
  4. HONG KONG
  5. SINGAPUR
  6. LUXEMBURGO
  7. JAPON
  8. HOLANDA
  9. ISLAS VIRGENES BRITÁNICAS
  10. EMIRATOS ÁRABES UNIDOS
  11. GUERMSEY (ISLA BRITÁNICA)
  12. REINO UNIDO (GRAN BRETAÑA)
  13. TAIWAN
  14. ALEMANIA
  15. PANAMA

Estos 15 países esconden el 37% de los secretos financieros del mundo. Se puede observar que, salvo África, todos los continentes están presentes, pero sobretodo países de economías desarrolladas. Todo el ranking se puede ver en www.fsi.taxjustice.net .

El ranking para América Latina excepto Panamá (15°) es el siguiente:

61) VENEZUELA 73) BRASIL 77) PUERTO RICO 80) MEXICO 82) CHILE 83) COSTA RICA 85) EL SALVADOR 88) PARAGUAY 90) URUGUAY 94) ARGENTINA 101) PERÚ 102) COLOMBIA

OBSERVACIONES AL RANKING:

Cabe recordar que para una correcta interpretación del ranking se debe tener en cuenta que influyen dos aspectos, por ej.: Paraguay tiene muy bajo nivel de transparencia, pero también tiene muy bajo nivel de volumen de actividades financieras.

América Latina en general “no es receptor de dineros sucios” de “no residentes”, es decir del resto del mundo, peor aún porque significa que exporta dineros sucios a los países que lideran el ranking, atento a que Brasil, México, Argentina y Venezuela, representan el 61% de la fuga de capitales de los 133 países bajo estudio.

Para John Christensen (Presidente de TJN), el Ranking permite observar 4 áreas por donde fluye el 85% de los flujos financieros offshore:

  • EEUU: con distintas características de opacidad los estados de Delaware, Nevada, Wyoming, Dakota de Sur y Florida son los encargados de absorber dinero sucio del extranjero y proveer sociedades flojas de papeles.
  • Gran Bretaña: La City de Londres no sólo capta dinero europeo, sino que canaliza todo el flujo de sus ex-colonias de ultramar.
  •  Europa: aportan al grupo Suiza y Luxemburgo, pero también Holanda, Andorra, Mónaco y Alemania
  • Asia:  con Hong Kong a la cabeza, pero creciendo mucho Singapur y Taiwan.     

O sea, sabemos a dónde va el dinero que nos falta.

Si algún desprevenido comerciante clase media cree que las multinacionales evaden porque la presión impositiva es alta, debería tener en cuenta que efectivamente él sufre las consecuencias de la evasión y elusión de las grandes empresas y la consecuencia es que él paga lo que los otros no pagan. Debería anoticiarse de los fabulosos sueldos millonarios que reciben los “CEOs” de esas empresas por hacerlas pagar pocos impuestos y cuánto reciben de dividendos encubiertos los accionistas de esas grandes empresas y tal vez podría darse cuenta que ganan mucho más dinero que él y pagan menos impuestos. Según el New York Times Donald Trump no pagó impuestos federales sobre ingresos en 10 de los últimos 15 años, principalmente porque su emporio empresarial declaró pérdidas mayores que sus ingresos. Solo tuvo que desembolsar 750 dólares en 2016, el año que fue elegido para la presidencia de Estados Unidos, y la misma cantidad durante su primer año de mandato.

Cabe aclarar que los fondos desviados a las guaridas fiscales no quedan escondidos allí, sino que las guaridas funcionan como “lavadoras” que con artilugios los inserta en el mercado financiero internacional. Ese es uno de los motivos por el cual el “sector financiero” crece desproporcionadamente respecto de la economía real que produce bienes y servicios que satisfacen necesidades reales de la población. La consecuencia directa es lo que se denomina “financiarización de la economía”.

¿CÓMO SE CAMBIA EL RUMBO?

En esta lucha desigual, la TJN (Tax Justice Network) viene desarrollando distintas propuestas que los gobiernos de los países no han podido eludir, pero si demorar o dificultar sus aplicaciones. Según Alex Cobham (director ejecutivo de TJN), las principales son:

Intercambio Automático de Información, conocido como AEOI (Automatic exchange of information) consiste en que los países recopilen la información cada año de sus instituciones financieras (que incluyen bancos, fondos de cobertura y fideicomisos de inversión) y la intercambien automáticamente con los países donde el titular de la cuenta es residente fiscal. La recolección de información se hace con el Estándar Común de Reporte (ECR) conocido por sus siglas en inglés (CRS) de Common Reporting Standard.

Registro de Beneficiario Final: Beneficiario final (Owner Benefit) significa identificar al verdadero dueño de un bien. Algunos países, especialmente en la Unión Europea, han hecho grandes avances al exigir a las empresas y contratos legales (fideicomisos) que registren a sus «beneficiarios reales» (las personas que en última instancia controlan y se benefician de los contratos legales). La TJN propone el uso de bases de datos públicas y gubernamentales interconectadas para garantizar que la información registrada sea válida y coherente: el nombre declarado y la fecha de nacimiento de un accionista deben coincidir con cualquier registro que el gobierno tenga sobre la persona; la dirección comercial de una empresa debe ser un lugar real que pueda encontrar en Google Maps y no debe referirse a un parque o un lago; el director activo que figura en el registro debería estar vivo. Para que sea eficaz debe ser posible verificar la validez de la información y si la información es legítima.

REPORTE PAÍS POR PAÍS: conocido como CyCR (Country by Country Report) establece la obligación de las empresas multinacionales a presentar información adicional a sus balances donde conste en qué países opera, e identifique en cada uno de ellos la cantidad de empleados, valuación de los activos, ingresos, ganancias/pérdidas e impuestos pagados.   Así queda al descubierto si una empresa tiene en un país 300 empleados, fabrica 1.000.000 de unidades y sus ventas fueron $ 10.000.000, no puede tener casi todas sus ganancias en otro país (ej.: Islas Vírgenes), donde sólo tiene 4 empleados y un teléfono.

PARA ALIMENTAR LA FE

El periodista Raúl Delatorre informó “.. el primer bloque de información sobre cuentas de argentinos en el exterior enviado por la OCDE fue recibido en la Afip en el año 2018, pero la anterior gestión (Alberto Abad) no se interesó en revisar su contenido. Se trata de fondos fugados al exterior y depositados en cuentas offshore en entidades bancarias que pertenecen a países que integran el convenio de intercambio de información. Algunos de ellos son considerados paraísos fiscales por los evasores, y guaridas fiscales para los fiscos perjudicados por ese desvío para ocultamiento de fondos. Entre ellos, tres destinos de alta predilección de los capitales argentinos en fuga, como son Suiza, Panamá y Uruguay. Por encima de ellos está Estados Unidos en la preferencia de destino de la fuga, pero el gobierno de esta potencia no adhirió al convenio de intercambio. “Es una cuestión de poder”, señaló un especialista en la materia al ser consultado sobre la razón de esta autoexclusión. “Estados Unidos hace valer sus intereses ante la Justicia de cualquier país y obtiene lo que necesita en cuanto a información sobre ciudadanos estadounidenses en el exterior; lo ha hecho hasta en Suiza, desde donde recuperó unos 15 mil millones de dólares en los últimos años obligando a ese país incluso a abrir el secreto bancario para que le diera la información”, se explayó. Por esa razón, EE.UU. rehuye del intercambio de información y avanza por sí mismo, sin informar a los demás lo que pasa por sus propios bancos. El trabajo que viene realizando AFIP, permitió verificar que, sobre los datos de (se sospecha) decenas de miles de cuentas de argentinos en el exterior, incluidos en la información recibida en 2018, había unas 950 cuentas con saldos ya en el año 2017 superiores al millón de dólares. A partir de ese momento, el trabajo de fiscalización se concentró sobre ellas, dejando para un posterior análisis al resto”. (3) 

Eduardo Galeano: El malevaje financiero secuestra países y los cocina si no pagan el rescate. La economía mundial es la más eficiente expresión del crimen organizado”.

(1) SHAXSON Nicholas Las Islas del Tesoro

(2) TAX JUSTICE NETWORK – TAXCAST THE TJN PODCAST MAYO 2020

(3) DELLATORRE Raúl – http://www.motoreconomico.com.ar

ILUSTRACIÓN: Lic. GRISELDA CATRAMBONI

© Cr. DANIEL ROY