La gallina de los huevos de oro

La gallina de los huevos de oro es una fábula atribuida al griego Esopo.  Un granjero y su esposa se encuentran con que una de sus gallinas pone huevos de oro, con la venta de los huevos de oro van ganando mucho dinero, pero la avaricia hace que ellos la maten porque creían que la gallina tenía oro adentro suyo.

En Argentina, quien tiene una empresa exportadora de granos tiene la gallina de los huevos de oro. Si hay empresas en Argentina que pueden competir con éxito a nivel mundial, ellas son las agro-exportadoras. Según la Bolsa de Comercio de Rosario, las 4 primeras todas extranjeras comercializan 48% del total y entre las 10 primeras el 91%.  Este es el ranking:

1°) COFCO (China National Cereals – CHINA)

2°) CARHILL (Will Carhill fundador – EEUU)

3°) ADM (Archer Daniels Midland – EEUU)

4°) BUNGE LIMITED (EEUU con sede en la guarida fiscal Bermudas que absorbió a Bunge y Born Argentina)

5°) AGD Aceitera General Deheza (ARGENTINA)

6°) “VICENTIN” (ARGENTINA),

7°) Oleaginosa Moreno (Glencore adquirió el 51% de acciones en 1997 – SUIZA)

8°) LCD (Louis Dreyfus Company – FRANCIA)

9°) ACA Asociación de Cooperativas Argentinas (ARGENTINA)

10°) MOLINOS AGRO (ARGENTINA)

La pregunta es: ¿cómo pudo VICENTIN (gallina de los huevos de oro) entrar en cesación de pagos? ¿Cómo puede VICENTIN deber tanto dinero, después de haber tomado tantos créditos de los bancos “estatales” y extranjeros y además no pagar los granos a 2.600 productores agropecuarios? ¿qué hicieron con el dinero los directores?. Como dicen en el barrio: “chocaron la calesita” y hay indicios que fue a propósito.

EL VALOR ESTRATÉGICO

El Estado Argentino, tiene una oportunidad no buscada, de participar en el comercio exterior de un producto competitivo. No sólo es bueno por la rentabilidad técnica que surge de un balance contable, sino que también es bueno sentarse a la mesa de las empresas agro-exportadoras y poder comparar con datos propios los niveles de facturación y movimientos financieros que están sospechados de elusión y evasión fiscal mediante triangulaciones con empresas subsidiarias ancladas en guaridas fiscales.

La participación del Estado en la actividad económica espanta a algunos por distintos motivos e intereses. Los motivos más comprensibles son aquellos de las empresas competidoras que quieren absorber la porción de mercado de “Vicentin” para aumentar sus ganancias y evitar la mirada cercana del Estado, otros se oponen por su ideología neoliberal a ultranza, y los más se oponen por pereza informativa.

Aún en los países con modelos neoliberales, el Estado participa como accionista de empresas claves de sus economías de distintas formas y con distintos niveles. Veamos diferentes casos.

Chile y su cobre

Para la economía chilena, el cobre es lo que son los cereales para Argentina. Durante la primera mitad del siglo XX, el cobre era explotado y comercializado por empresas extranjeras. El gobierno de Eduardo Frei iniciaría en 1964 el proceso denominado “chilenización del cobre”, asociando el Estado con las empresas privadas extranjeras. Luego en 1971 Salvador Allende nacionalizó el cobre. El Estado chileno, tomó en sus manos casi el 100% de la producción y de las exportaciones de cobre, para ello creó sociedades colectivas para hacerse cargo de las operaciones, coordinadas a través de un ente estatal, la Corporación Nacional del Cobre. Pinochet, que derrocó a Allende por “socialista”, mantuvo la explotación y comercialización del cobre para el Estado Chileno, reafirmó la política anterior y dictó los decretos ley 1.349 y 1.350 publicados el 1 de abril de 1976, que formalizaron la creación de una empresa estatal minera, la Corporación Nacional del Cobre de Chile, Codelco. “. Recién a partir de 1990 al amparo del “Consenso de Washington” en los gobiernos de Alywin, Frei y Lagos se perfeccionaron las medidas aperturistas neoliberales plasmadas en la reforma de la constitución realizada en 1980 por Pinochet, dando lugar al proceso de desnacionalización parcial del cobre. Sin embargo, todos los gobiernos neoliberales de Chile puestos como ejemplo de “cómo hacer un país grande y serio” conservan hasta el día de hoy el 30% de la explotación y comercialización del cobre. Conclusión: “neoliberales, pero también chilenos”. Cabe recordar que el escándalo Vicenten es por una empresa que tiene sólo el 10% del mercado exportador.

Europa intervencionista

Para los neoliberales argentinos, Europa es decididamente comunista. La participación del sector público en empresas estratégicas es algo normal en el entorno europeo. En Francia, el Estado tiene participación en 81 compañías, entre ellas, France Telecom, que es el principal operador del país; Renault, que es una de las empresas más destacadas en la producción de automóviles; también tiene parte en Air France, la compañía aérea; y en la principal compañía eléctrica del país, Electricité de France.

En Alemania, la participación del Estado llega también al principal productor de automóviles, el Grupo Volkswagen; en las comunicaciones es accionista de Deutsche Telekom; también en RWE, el segundo productor de energía del país; y en Salzgitter, un conglomerado dedicado a la industria siderúrgica. Pero no conforme con ello, “el gobierno alemán acaba de otorgar una ayuda estatal de 300 millones de euros de capital a la empresa CureVac (biotecnología) a cambio del 23% del paquete accionario”.  Dentro de la UE es Polonia el país que tiene un mayor índice de propiedad estatal de empresas, seguidos de Rumanía, Suecia, Lituania, Francia e Irlanda.

 

Según el porcentaje de acciones, el Estado nombra uno o más directores en esas empresas, y participa de las decisiones trascendentales, y a ningún Primer Ministro se le ocurre pedir disculpas por “esas ideas locas” de meterse en el sector privado.

Más allá de los modelos económicos de cada país, La razón principal por la cual los Estados participan activamente en algunas empresas, es porque tienen un “valor estratégico” que es muy difícil de cuantificar porque se trata de conservar el “poder soberano de tomar decisiones”. El sector agro-exportador para Argentina tiene un “alto valor estratégico” porque es por lejos el mayor generador de dólares.

EUROPA PROTEGE SECTORES ESTRATÉGICOS

 También en la Unión Europea, miran con mucho recelo las inversiones extranjeras. Así vemos que   el ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire,  está dispuesto a utilizar “todos los medios” a su alcance, incluida la nacionalización, para “proteger” a las empresas francesas amenazadas por la epidemia de coronavirus. La Comisión Europea dio luz verde a los Estados miembros para salir al rescate de las empresas.  Los Gobiernos podrán tomar medidas como préstamos, recapitalizaciones con dinero público, la toma de una participación accionara y la nacionalización.

Pero estas iniciativas no solo buscan evitar la quiebra de las compañías, también protegerlas de ser adquiridas por inversores no deseados que aprovechen el precio de saldo para adquirir empresas. En este sentido, Le Maire advirtió de los ataques especulativos que sufren algunas empresas en la bolsa. En España, se ha activado un límite del 10% para inversores extranjeros en empresas para blindar a las compañias españolas.  

El Gobierno de Merkel comprará una participación en Deutsche Lufthansa. El Estado italiano y noruego están apoyando a sus aerolíneas de bandera como es el caso de Alitalia y Norwegian

Según publicó Reuters el gobierno alemán ya en 2019 analizaba crear un nuevo órgano de gobierno con poder para decidir rápidamente si se adquieren participaciones en empresas nacionales claves, a fin de evitar las adquisiciones de grupos del exterior.

Peter Altmaier, Ministro de Economía de Alemania, propuso en “Estrategia de la Industria 2030, la creación de un comité permanente que, como último recurso, podría decidir participar en empresas alemanas que producen tecnologías relevantes para la seguridad. Las acciones, serían adquiridas por el banco estatal alemán de desarrollo KfW, es decir sin ningún tipo de ley de expropiación. “Hay que crear estructuras para tomar las decisiones necesarias más rápidas y eficientes de lo que se ha hecho hasta ahora”, Las autoridades alemanas han visto la adquisición china en 2016 de la empresa bávara de robótica Kuka como una señal que subrayaba la necesidad de proteger las partes estratégicas de la economía, por eso ante el intento de la corporación china de energía State Grid en 2018 de comprar una participación del operador de la red eléctrica 50Hertz y como Berlín no encontró un inversor privado confiable en Europa, el banco estatal alemán KfW intervino para mantener alejados a los chinos.

La Unión Europea tiene muy claro que no es pecado que el Estado intervenga en la economía y que hay que evitar por todos los medios la “extranjerización de sus industrias”.

Hay un alto riesgo de “extranjerización” y desguace en el caso Vicentin, salvo la expropiación, la alternativa de intervención judicial propuesta por IGPJ de Santa Fe, es un camino sinuoso porque además en el concurso preventivo hay acreedores externos de peso.

VICENTIN Y EL SISTEMA MATRIOSHKA

Una matrioshka también llamada en español muñeca rusa, o mamushka  es un conjunto de muñecas  tradicionales rusas creadas en 1890. Su originalidad consiste en que se encuentran huecas y en su interior albergan una nueva muñeca, y esta a su vez a otra, en un número variable que puede ir desde cinco hasta el número que se desee. La estrategia para esconder sociedades se basa en el mismo método.

Algunas de las matrioskas de Vicentin según datos oficiales de IGPJ (Inspección General de Personas Jurídicas) de la Provincia de Santa Fe son 3 entes: 1°) Vicentín Familia Grupo, 2°) V.F.G. Inversiones y Actividades Especiales S.A. 3°) Industria Agroalimentaria Latam S.A.

De la documentación aportada por las propias sociedades surge que las tres se habían constituido con otro nombre, en Uruguay (guarida fiscal de tercera línea) por ciudadanos uruguayos y con capital mínimo. Es decir, un estudio jurídico crea sociedades para luego venderlas. En este caso, Vicentin las compró.

A las tres se les modificó la denominación, se les incrementó el capital, multiplicándolo por diez, en las tres la publicación del edicto sobre cambio de denominación y aumento de capital se hizo el mismo día: 23 de julio de 2014, y en las tres se designó como directores a personas que también integran el directorio de Vicentín S.A.I.C.

 A continuación se requiere del lector mucha voluntad y entusiasmo, para leer y ver la relación entre esas sociedades.

Vicentín Family Group controla a V.F.G. (la 1ra controla la 2da)

V.F.G. -controlada por Vicentín Family Group- controla a Latam (la 2da ya controlada por la 1ra, controla la 3ra)

Las tres compraron al mismo tiempo a Vicentín S.A.I.C. los paquetes accionarios de las distintas sociedades que antes controlaba, por eso VFG es titular del 97% de las acciones de Algodonera Avellaneda S.A., en la que Vicentín SAIC detenta sólo el 3%.

VFG es titular del 50%de las acciones de Friar S.A., en la que Vicentín SAIC participa con apenas un 0,39%. Sumado al 50% referido, exterioriza control.

Latam controla a Sir Cotton S.A. -agropecuaria y algodonera- con el 97%, siendo Vicentín SAIC titular del 3% restante.

Sir Cotton S.A., a su vez es socia por mitades con Vicentín S.A.I.C. en la sociedad llamada Renopack S.A.

En cuanto a Renova -productora de biocombustible- en sociedad con GLENCORE, VICENTIN SAIC denuncia una participación del 33% pero VICENTIN PARAGUAY (controlada por VICENTIN SAIC) es titular de la mitad.  También existe VICENTIN EUROPA controlada por VICENTIN SAIC.

También participa en otras sociedades constituidas en otras provincias, como Enav y Sottano (mosto de uva y bodega, respectivamente). Se ignora quién las controla, porque no se cuenta con legajo de las mismas en Santa Fe, ya que no tienen domicilio en la Provincia. Pero si se analiza la página web de Vicentín S.A.I.C. las considera suyas.

En Juviar S.A. (antes llamada Gin Cotton) VICENTIN SAIC denuncia una participación del 3%. Pero Enav (mosto) tiene el 47% y F&V Invest el 50% restante. Sobre esta última no se cuenta con información.

VICENTIN SAIC también participa en Tastil, una sociedad constituida en Uruguay, como titular del 100%. Se ignora si esta participación se mantiene.

Si todavía están cuerdos para seguir en el laberinto, vemos que en definitiva, Vicentín Family Group (sociedad uruguaya) controla a las sociedades que hasta hace cinco años controlaba Vicentín S.A.I.C. y es verosímil que esa sociedad uruguaya -cabeza del grupo- esté conformada por los socios de Vicentín Saic., aunque esto no puede afirmarse con certeza en este momento. Pero la trascendencia de la cuestión amerita averiguarlo.

CONCLUSIÓN

VICENTIN SIAC  “forma parte de una red corporativa que incluye 16 firmas en el país y otras tantas en Uruguay, Paraguay, Brasil y España”.


Las operaciones de la cerealera son tan oscuras y barrosas como las aguas del Paraná. La UIF (Unidad de Información Financiera), de hecho, cree que “existen indicios que nos permiten sostener que VICENTIN SAIC no sólo habría simulado su estado de cesación de pagos, sino que, a su vez, habría utilizado su estructura en el exterior y/o la de Glencore para remitir sus ganancias al extranjero”. También mediante la triangulación de exportaciones que hacía Vicentin a través de las aguas del Paraná. Se sospecha que desde el puerto que posee Vicentin sobre el Paraná, salían las barcazas rumbo a Paraguay llenas de soja, pero vacías en los papeles, de manera tal que fuera Vicentin Paraguay quien figurara como exportador y así evadir impuestos.

En la República de Paraguay existe la Denuncia 370/20 por delitos económicos y lavado de activos contra Vicentín Paraguay S.A. en donde VICENTIN SAIC es titular del 97% del capital.

Otros importantes acreedores financieros extranjeros son el ING Bank filial Tokio ($4420 millones), Rabobank, de Utrecht (también de Países Bajos ($1430 millones), Rama Natixis Nueva York ($ 624 millones). Entre todos, unos 530 millones de dólares. Todos ellos, junto al Credit Agricole de Francia, además de ingresar en la convocatoria conformaron un comité de banco acreedores (steering committee, en inglés), para accionar contra Vicentin SAIC en tribunales extranjeros, por incumplimiento de contratos internacionales. 

Cabe preguntarse si la “propiedad privada” que algunos dicen defender, es la “propiedad privada de las empresas uruguayas (dueñas del resto de las empresas del grupo) o es la “propiedad privada” del dinero no cobrado de los agricultores o si es la “propiedad privada” de los sueldos adeudados o si es la “propiedad privada” de los fondos del Banco Nación y el resto de los bancos públicos que apoyan al sector agropecuario, o si es la “propiedad privada” de los bancos extranjeros. Esto recién empieza.

To be continued

ILUSTRACION: Lic. GRISELDA CATRAMBONI

© Cr. DANIEL ROY