Se le dice “CHIVO EXPIATORIO” a una persona inocente que recibe la culpa de una acción. Es decir, se la hace culpable de algo de lo que no es, sirviendo así de excusa para ocultar el verdadero culpable.

La expresión se menciona en la Biblia  ​ en el ritual llevado a cabo en la festividad más importante del año del calendario hebreo, en Israel, el Día de la Expiación  (YON KIPUR) más conocido por día del perdón, en el cual se purificaba del pecado el tabernáculo, el santuario móvil construido por los israelitas. En dicho ritual, se echaban suertes sobre dos machos cabríos, uno era sacrificado por el Sumo Sacerdote para la expiación de los pecados de los israelitas; el otro era cargado con todas las culpas del pueblo judío “para enviarlo a Azazel (nombre del ángel caído) al desierto”.​ Este último era conocido como chivo expiatorio.

Un chivo expiatorio también es conocido como cabeza de turco. ​ El origen de esta expresión se halla en las Cruzadas. La animadversión existente de las fuerzas cristianas hacia los turcos hacía que fuese muy valorado el lograr matar a uno de ellos. Si se conseguía matar a uno, se le cortaba la cabeza para ser puesta en cualquier palo, fierro o cosa alargada, a modo de trofeo. Así, se le invocaban todos los males acaecidos a los cristianos, no sólo en el campo de batalla, sino también aquellos ajenos a su voluntad.

Por estos días se escucha frecuentemente que el DEFICIT FISCAL” es el padre de todos los males, “que debemos hacer cualquier tipo de sacrificio para lograr el déficit cero”, “que con déficit cero  comenzaremos a crecer” “que el carnet de entrada al paraíso es no tener déficit” etc., etc., etc. Pues bien, ESO NO ES VERDAD. Los que propagan esas mentiras, han convertido al DEFICIT FISCAL en un CHIVO EXPIATORIO ECONÓMICO.

Hacer al déficit fiscal  el culpable de los problemas de la economía argentina es ocultar que fue la fuga de capitales (record histórico) ,  la timba financiera (Lebacs con tasas siderales, Letes en dólares, ahora Nobac y Leliq)  y los abusos del mal llamado  mercado que tiene nombre y apellido: J.P. Morgan, HSBC, Citigroup, Santander, BBVA, Galicia,   y también las  cerealeras,  los que causaron los desequilibrios verdaderamente importantes de las variables financieras.. Ninguna de estas causas fue HERENCIA, como tampoco fue herencia, permitir que los exportadores tengan 10 años para liquidar sus divisas.

¿ ES NECESARIO NO TENER DÉFICIT FISCAL PARA QUE LA ECONOMÍA CREZCA? NO, NO ES CONDICIÓN NECESARIA.

El déficit fiscal se expresa como un porcentaje del PIB que es la suma de todos los bienes y servicios producidos por un país en un año.

Los siguientes datos son los publicados por Datosmacro, empresa europea que  aglutina las principales variables económicas, de casi todos los países del mundo, para ofrecer una visión global de la situación económica en cada momento y en cada país. La fuente de los datos son los organismos oficiales de los distintos países.

Tener presente que Argentina tiene previsto para el 2018 un déficit fiscal primario del 2.7% del PIB y para el 2019 pretende tener 0%.

Veamos los PAISES CON DEFICIT FISCAL cuyas economías crecen:

EEUU ¿ TIENE DÉFICIT FISCAL ? SI. En 2017 fue de 4.19% del PIB y crecerá en los próximos años. Según Martín Feldstein de ABC Economía, Estados Unidos tiene un déficit presupuestario enorme que se agranda a pasos acelerados. Según la ley existente, el gobierno federal debe pedir prestados 800.000 millones de dólares este año, y esa cantidad se duplicará, a 1.600.000 millones de dólares, en 2028. Durante este período, el déficit como porcentaje del PIB aumentará del 4% al 5,1%.

El último superávit fiscal de EEUU fue en el año 2000 con 1.49% sobre PIB, y desde entonces sólo tiene déficit fiscal con record de 13.50% del PIB en el año 2009. Sin embargo la economía de EEUU crece y se fortifica.

China, la economía más elogiada de los últimos 10 años ¿ TIENE DÉFICIT FISCAL? SI . En 2017 tuvo déficit fiscal de 3%, en  2016 déficit  3.70% y en 2015 de 2.79% del PIB, no obstante la economía China creció el 6,5% en 2017.

Japón, país trabajador como el que más, ¿ TIENE DÉFICIT FISCAL? SI. Tuvo un déficit fiscal en 2016 de 3.66%, que viene bajando desde 2009 que tuvo el record de 10.19 % de déficit sobre PIB.

Noruega, país escandinavo, prolijo y limpio, ¿ TIENE DÉFICIT FISCAL ? SI. En 2017 tuvo 4.47% de déficit fiscal.

Alemania, potencia europea  ¿TIENE DÉFICIT FISCAL ? SI. Aunque es el más bajo de las economías del primer mundo. En 2017 su déficit fue de 1.30% del PIB.

Rusia,  país ex comunista ¿ TIENE DÉFICIT FISCAL ? SI, En 2017 su déficit fue de 3.66% del PIB.

Israel, ¿ TIENE DÉFICIT FISCAL ? SI. En 2016 su déficit fue de 2.11% del PIB. Viene disminuyendo desde 2009 que tuvo un déficit de 5.66%.

Como se puede observar, países de toda laya,  del primer mundo, amarillos, budistas,  judíos, cristianos, arios, etc. todos tienen déficit fiscal y no por ello suprimen gastos a trochi y mochi para lograr el déficit cero, por la sencilla razón que es una forma de financiar el crecimiento económico, si la deuda se invierte en el sector productivo, lo que generará un ciclo virtuoso con más trabajo, más impuestos, más exportación, etc.

Ahora bien, si se toma deuda para que la misma participe en la “timba financiera”, hay que llegar al “DEFICT CERO” para pagar los INTERESES DE LA DEUDA Y SUS ARMORTIZACIONES. Será un círculo vicioso de menos trabajo, menos impuesto recaudado, menos exportaciones y MÁS HAMBRE.

El  Premio Nobel de Economía Paul Krugman criticó ayer los anuncios de déficit cero del equipo económico. ” No tengo un análisis completo. ¿Pero estamos seguros de que austeridad fiscal es la respuesta para resolver los problemas?”. El economista se mostró reacio a la propuesta del Gobierno de ajustar las cuentas públicas en momentos en que el mercado interno registra fuertes problemas para recuperar el crecimiento. Krugman realizó estos comentarios a través de Twitter.

Otra vacuna contra el engaño, es saber que el déficit fiscal total nunca será 0% porque incluye el pago de interese de la deuda, que es un rubro que ha crecido vertiginosamente en los últimos 2 años y medios (esto tampoco es herencia).

 Un informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) destacó la reducción del déficit primario anunciado por el Gobierno nacional, pero alertó por el aumento del pago de intereses de la deuda. 

Según IDESA,  “El pago de intereses ya representa un tercio del déficit fiscal y con proyección creciente ya que el déficit  obliga a contraer más deuda. A menos que se esté dispuesto a un nuevo default, al pago de intereses hay que considerarlo en la misma categoría que al resto de los compromisos (salarios públicos, jubilaciones, transferencias sociales, obra pública)”, advirtió el Instituto.

 Es decir que el gobierno argentino buscará denodadamente bajar los gastos en educación, salud, ciencia, jubilaciones, etc., sólo para poder pagar los intereses de la voluminosa  deuda  que tomó a una velocidad nunca vista en las finanzas internacionales “EL MEJOR EQUIPO DE LOS ULTIMOS 50 AÑOS”.

Por último, resulta grotesco escuchar una y otra vez hablar del déficit sólo por el lado del gasto y no de los ingresos. Al eliminar retenciones a la minería y a las exportaciones agrícolas ganaderas (sectores que tienen súper utilidades según el precio del dólar) el gobierno argentino aumentó el déficit fiscal y al mismo tiempo transfirió a esos sectores una masa dineraria que no se volcó ni a la producción ni al consumo, sino a la especulación.

Si Argentina logra semejante hazaña de déficit  fiscal primario “cero” en 2019, será la paz de los cementerios, y estarán muy felices el FMI, los fondos de inversión con sus socios locales: Caputo, Dujovne, Carroñero, y demás CEOs que dentro de algún tiempo volveran al J.P. Morgan, HSBC, Citigroup, BBVA, Santander, Galicia, Black Rock, Templeton, etc etc. de donde en realidad nunca se fueron.

No llores por mi Argentina
Mi alma está contigo
Mi vida entera te la dedico
No te alejes, te necesito.

DISEÑO GRÁFICO: Lic. GRISELDA CATRAMBONI

© Cr. DANIEL ROY