LAS FUNDACIONES

Las “FUNDACIONES” son un ropaje jurídico y se pueden clasificar en tres clases a saber:

Las “Fundaciones que hacen el bien sin mirar a quien”  son aquellas que “sin ánimo genuino de lucro” destinan sus patrimonios y trabajan desinteresadamente por el bien de la sociedad desarrollando programas científicos, culturales, religiosos, etc.

Otras “Fundaciones que hacen el mal mirando a quien” son aquellas  financiadas por fondos de inversión (incluido el buitre mayor Paul Singer), y por Servicios Secretos (Cia, Mosad, KGB, etc), que trabajan interesadamente en el desarrollo del ahora llamado “SOFT-POWER” , es decir trabajar sobre el poder de influiencia en la opinión pública mediante los medios de comunicaciones privados con el objeto de instalar ideas acorde a los objetivos perseguidos: desestabilizar gobiernos, desprestigiar políticos, etc.

Por último tenemos aquellas “Fundaciones que hacen el bien sólo al fundador”. Los ricos y poderosos del mundo han logrado con todo éxito que las fundaciones sirvan para ocultar todo tipo de bienes (dinero cash, acciones, bonos, inmuebles, etc) producto de la evasión impositiva, y de todo tipo de delitos y para ello crearon legislaciones en paraísos fiscales amparados en el secretismo. Panamá y Liechtesntein son una fábrica de fundaciones de dinero sucio. El colmo es que también en las fundaciones se ocultan sociedades offshore, con el objeto de hacer perder cualquier pista investigativa de dinero.

 

LIECHTENSTEIN Y PANAMÁ

La  fundación de Panamá (aprobada en 1995), al igual que la de Liechtenstein (1926) es una institución que nace a partir de la donación de un patrimonio de una persona o entidad, llamada fundador, para unos propósitos de interés privado, recogidos en su acta fundacional.

La fundación de Liechtenstein, ofrece diferentes modalidades de constitución, siendo las más comunes las siguientes:

La fundación de interés público: El patrimonio donado y sus rendimientos se emplean en objetivos que benefician a la comunidad en general. Pueden dedicarse a actividades como el fomento del arte, de la ciencia o el desempeño de labores caritativas.

La fundación religiosa:. Dedicada a fines eclesiásticos.

La fundación familiar: Es empleada con fines de conservación y administración del patrimonio familiar, para garantizar la educación o el mantenimiento de los hijos u otras actividades similares.

La  fundación de inversión.:  El fundador sería un banco o institución financiera y los beneficiarios los inversores. (1)

Las 3 primeras parecen inofensivas, pero la última es la crema para un paraíso fiscal, además como alternativa a la fundación de Liechtenstein, en el principado también es posible constituir un ente  superador llamado Anstalt (que significa institución o establecimiento), que es una estructura híbrida entre una sociedad mercantil y una fundación. La Anstalt, contrariamente a la fundación, también puede participar en actividades comerciales de manera regular, por lo que abre todo un abanico de posibilidades al más puro estilo offshore.

Las fundaciones según la legislación que las ampara, no pueden llevar a cabo actividades comerciales, a no ser que lo hagan de manera esporádica y que sirva al cumplimiento de sus fines fundacionales. No poseen miembros o accionistas, sino que son regidos por un órgano llamado consejo fundacional, el cual administra los bienes de la entidad a favor de uno o varios beneficiarios. ¿A quién habrá puesto como beneficiarios Pablo Escobar ?

Fundación de Interés Privado en Panamá

Una Fundación de Interés Privado, comienza a existir en el momento en que se inscribe en el Registro Público y no se requiere la aprobación de ninguna autoridad pública. La Ley No. 25 de fecha 12 de Junio de 1995, regula las Fundaciones de Interés Privado de Panamá.(1)

En lugar de mantener un activo tal como acciones en una sociedad anónima a título personal o al portador, la persona podría establecer una Fundación de Interés Privado en Panamá para que sea la propietaria de dichas acciones. De ésta manera, oculta una sociedad dentro de una fundación, y si preguntan sobre quién posee la propiedad de la sociedad, podrá demostrarse que las acciones de la misma fueron transferidas a una Fundación en Panamá.

Una Fundación en Panamá, ofrece adicionalmente otras ventajas que no se refieren solo a la propiedad. Por ejemplo, una Fundación puede resultar muy útil al momento de transferir o recibir fondos offshore; en algunos casos, las personas utilizan las Fundaciones como vehículos para cobrar o pagar coimas, etc.

En Panamá, una Fundación de Interés Privado no podrá participar de actividades comerciales con fines de lucro pero  si  puede participar pasivamente en Inversiones de bienes raíces, en la banca o en otras actividades de inversión tales como Depósitos a Plazo, Acciones, Bonos, Fondos de Inversión, etc., siempre que las ganancias de tales actividades sean para los beneficiarios de la Fundación.(1) Recordemos aquí que el fundador también puede ser beneficiario.

De acuerdo a las leyes Panameñas, los activos que posea una Fundación en Panamá, no podrán ser secuestrados ni embargados, lo que significa que, los Activos no podrán ser incautados, ni recaerán gravámenes sobre ellos a la hora de un conflicto de carácter legal. De esta forma alguien puede estafar en un país, depositar el dinero en la Fundación y luego no responder patrimonialmente, porque nunca nadie sabrá donde esta el dinero y mucho menos quién es el verdadero titular.

La fundación de Panamá resulta una herramienta muy flexible para ser utilizada con fines testamentarios, ya que la legislación establece con claridad que no se reconocerá ningún derecho a herederos forzosos, que estos podrían tener al amparo de leyes de otros países, de esta forma fomenta la infidelidad patrimonial ya que se puede excluir al cónyuge y nombrar cualquier beneficiario.

Lo más asombroso es que los magnates del sistema financiero, las multinacionales y los ricos del mundo, han logrado legalizar todas las trampas posibles que perjudican al resto del mundo y que no sólo los beneficia a ellos sino también a los narcotraficantes, los terroristas, los tratantes de personas, etc. Estos delitos no se podrán erradicar de verdad si no se combate a los paraísos fiscales.

Deberíamos exigir a nuestros gobernantes, acciones que conduzcan a dichos fines.

(1) OBS E-Comerce Consulting Ltd

COMENTARIO: LIECHTENSTEIN

Liechtenstein, oficialmente Principado de Liechtenstein, es un país soberano centroeuropeo sin salida al mar cuya forma de gobierno es una monarquía constitucional. El idioma oficial es el alemán y su moneda es el franco suizo.

Limita al este con Austria y al oeste con Suiza. Su superficie es de 160 Km2, es decir que caben 4 Liechtenstein en la Ciudad de Córdoba Argentina (574 Km2).

Las bases económicas son el turismo y los servicios financieros, con un sistema bancario hasta ahora muy opaco  por permitir el funcionamiento de 75 000 fundaciones cuyos miembros pueden ocultar su verdadera identidad (en un país de 35 000 habitantes).

Hasta el fin de la Primera Guerra Mundial, Liechtenstein estaba fuertemente ligado con Austria, pero la devastación económica causada por ese conflicto forzó al país a concluir una unión monetaria y aduanera con Suiza. Cuando en 1938 la Alemania Nazi se anexionó Austria, el principado se vio rodeado de territorios alemanes. No obstante, se apoyó en Suiza para mantener su neutralidad aunque, durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial,  colaboró con las potencias del Eje, sobre todo a la hora de ingresar capital de dudosa procedencia en sus bancos. Los depósitos bancarios en Liechtenstein ascienden a 100.000 millones de euros, dinero que salió ilegalmente de otros países con el perjuicio para sus economías.

Está claro que un país tan pequeño, que causa tanto daño, existe porque el sistema financiero internacional así lo quiere.

Hasta la próxima……

ILUSTRACIÓN: Lic. GRISELDA CATRAMBONI

© Cr. DANIEL ROY