SOCIEDADES OFFSHORE

Nadie que recurra a una sociedad offshore persigue fines legítimos y la mayor parte, pero no la única, obedece a la evasión fiscal, lavado de activos, pago de coimas y en menor medida defraudación del cónyuge en los divorcios.

Volvemos aquí a recordar la  diferencia entre  lo legal y lo legítimo, lo legal se apega al derecho, está dentro de un marco jurídico, nos limita a lo que se puede o no hacer desde la visión de la ley. Lo legítimo además implica seguir un camino correcto, justo, auténtico, moral y ético. Lo legítimo se simboliza con lo que se alcanza con justicia, lo que se merece, lo legal en cambio puede simbolizarse con un sello oficial.

Pues bien, tener una sociedad offshore o una fundación offshore es perfectamente legal pero a todas luces ilegítimo, toda vez que la evasión fiscal, lavado de activos, pago y cobro de coimas e infidelidad patrimonial con el cónyuge no parecen actividades que sigan un camino justo, autentico, moral y ético.

La sociedad offshore y la fundación offshore tienen objetivos distintos. La primera se constituye para realizar actividades comerciales fuera del paraíso fiscal donde se constituye, declarar las ganancias allí y no pagar impuestos por estar exentos;  mientras que las fundaciones tienen como objetivo principal el ocultamiento de dinero, bienes, acciones, bonos etc. Una buena organización  delictiva usa simultáneamente sociedades y fundaciones, pues las sociedades terminan ocultas en las fundaciones. Ambas necesitan cuentas bancarias offshore para cumplir sus objetivos

 Las sociedades offshore  en Panamá no pagan impuestos a las ganancias de ninguna categoría. El único impuesto que paga una Sociedad (o Fundación) es la tarifa fija anual de licencia corporativa de u$s 300.00 (conocida como la “tasa única”).

La Sociedad Offshore por Excelencia

La IBC o International Business Company es un tipo de sociedad offshore existente en los paraísos fiscales, que se encuentra regulada por una legislación específica y especialmente favorable para burlar la ley de los países que no son paraísos fiscales. Entre sus principales ventajas  no sólo destacan la exención de impuestos, no debe presentar balances anuales, es decir que ninguna operación económica o financiera debe registrarse oficialmente y es muy simple su  constitución y administración.

La creación de una International Business Company es posible con un capital estrictamente nominal, es decir sin plata y sin desembolsar físicamente ninguna cantidad. Se encuentra protegida también por estrictas normas de privacidad. De este modo los nombres de los propietarios o accionistas no aparecen en ningún registro público, ni en los documentos de constitución de la sociedad.

La International Business Company es un tipo de sociedad dirigida a personas y empresas no residentes y por tanto tienen prohibido ejercer actividades económicas dentro del propio paraíso fiscal en el cual se han constituido.  A una International Business Company sí se le permite abrir y mantener cuentas bancarias o contratar localmente ciertas prestaciones necesarias para su administración, como por ejemplo los servicios de asistencia legal, oficina virtual, consultoría o contabilidad, necesarias para abrir cuentas bancarias allí y en cualquier parte del mundo.

Para constituir  una IBC NO HACE FALTA IR AL PARAÍSO FISCAL, Internet mediante, sólo se presiona el enlace “Ordene Ahora” , se completan los datos personales y de contacto, se indica si se desea una sociedad nueva o en caso de apuro adquirir una sociedad existente, son las llamadas shelf companies(shelf=estantería). Se llaman así porque al igual que los productos en una tienda, están listas en la “estantería” para ser vendidas, también se indica cuantas sociedades queremos. Debemos seleccionar el nombre: En la aplicación en línea, usted debe indicar tres opciones de nombres por cada sociedad. Los nombres de la Sociedad pueden ser en cualquier idioma y deben incluir uno de los siguientes sufijos corporativos: Inc . Corp.  Corporación, S.A. Se verifica si esos nombres están disponibles en el Registro Público de Panamá. (1)

Respecto de los  Directores: Los accionistas eligen a la junta directiva o board of directors la cual a su vez nombrará al director ejecutivo (managing director) o presidente, el cual será el encargado de gestionar las operaciones de la compañía. (1)

En la aplicación en línea, usted debe indicar si usted desea nombrar los directores de su sociedad. Cada sociedad en Panamá requiere de 3 directores (Presidente, Secretario y Tesorero). Los directores puedes ser individuos o entidades.

Si Ud.  es nombrado como director en una sociedad, entonces su nombre será conocido públicamente ya que los nombres de los directores y sus identificaciones deben ser presentadas en el Registro Público cuando se constituye la sociedad, junto con el nombre del Agente Residente (el agente registrado es el abogado  que forma la sociedad). Pero la mayoría  usa  “directores nominados” puestos por el bufet de abogados, que entrega al cliente una carta de renuncia de los directores, previamente firmada y sin fecha, de tal manera que los clientes puedan reemplazar a tales directores en cualquier momento.

Los accionistas pueden ser anónimos. En otras palabras, las acciones pueden ser emitidas “Al Portador” (bearer shares) lo que significa que las acciones son como efectivo, y pueden pasar de un tenedor/dueño a otro tenedor/dueño por medio del certificado físico, sin necesidad de volver a registras las acciones por el agente de registro. Esta es una forma muy anónima y confidencial de propiedad y es otra razón de porque Panamá es una de las jurisdicciones más populares para constituir sociedades. El tiempo estimado es de 5 días hábiles y el pago se realiza por transferencia electrónica u otros medios. Ideal para narcotraficantes, terroristas, financistas y evasores.

Mucha gente piensa que hay que tener mucha plata para constituir una sociedad offshore, pero para sorpresa de todos, les hago saber que es más barato que ir una semana de vacaciones a cualquier isla del Caribe, ya que con sólo u$s 1.500 pueden tener una hermosa sociedad. El mantenimiento mensual es de u$s 25, osea que es prácticamente la mitad del costo de tener  televisión por cable (u$s 45 en Argentina). Si no tenes una sociedad offshore, es porque no querés.

Ahora bien, cuánto  cuesta a la sociedad esta clase de maniobra legal pero no legítima ?. La respuesta es billones y billones de dolares de impuestos evadidos cuya consecuencia es que la parte de la sociedad que paga impuestos, cada vez page más y más. Acaso no es hora de exigir a nuestros gobernantes que acaben de una vez con semejante canallada.

 

COMENTARIO : INMUEBLES ARGENTINOS EN EL EXTERIOR

Las cifras oficiales del blanqueo de capitales respecto de los inmuebles muestran que se declararon 57.000 inmuebles en el extranjero, de los cuales la mitad están en Uruguay (28.500), 37% en EEUU (21.090) 4% en Brasil (2260) y 7% en resto del mundo (3990).

Este dato, podemos verlo de esta forma: un grupito de argentinos fue capaz de construir/comprar  inmuebles por el equivalente a toda la ciudad de Paraná toda vez que si en cada inmueble viviera una familia tipo tendríamos una población de 228.000 personas (57.000 casas x 4 personas)  y la ciudad de Paraná tiene una población según censo 2010 de 248.000 habitantes.

Esto fue posible porque ese grupo de argentinos  primero ocultó dinero (evadieron impuestos), y después sacaron ese dinero del país con la inestimable ayuda del sistema bancario (banca extranjera) mediante sociedades offshore o simplemente cuentas bancarias offshore.

Este grupo no incluye aquellos empresarios, profesionales, artistas, deportistas, y demás personas con capacidad de ahorro que luego de pagar los impuestos correspondientes, pudieron comprar una linda casa en una bella playa.

(1) OBS E-Comerce Consulting Ltd.

Hasta la próxima…….

ILUSTRACIÓN: Griselda Catramboni

© Cr. Daniel Roy