CONTRATO SOCIAL

En las sociedades capitalistas, los pilares básicos de su organización son “la propiedad privada” (bienes y medios de producción) y “la libertad” (para la toma de decisiones de índole particular, comercial, etc) de cada individuo. Por ejemplo, para quien posee capital su libertad será la opción de instalar o no una fábrica, pero para quien sólo posee fuerza de trabajo, su libertad será apenas aceptar un trabajo o no en dicha fábrica. Está claro que en la sociedad capitalista el medio del “tatetí” lo tiene el poseedor del capital.

Sin embargo, todos necesitan de bienes y servicios que por sus características los debe prestar el Estado por si mismo o mediante terceros, como educación, salud, seguridad, infraestructura para caminos, puertos, hospitales, escuelas, etc. Para financiar dichos egresos, el Estado necesita recaudar impuestos, pero no todos tienen la misma capacidad contributiva. El propietario del capital tiene mucha más capacidad que el propietario de la fuerza de trabajo, por lo tanto aquél deberá pagar más. Con esa base se establece un pacto social a través del impuesto a la renta o ganancias: quien más gana más paga.

Los dueños del capital, elevan la HIPOCRESIA AL PALO, toda vez que rompen de mil maneras y disimuladamente este pacto social,  e inventan figuras jurídicas para hacer legal lo ilegítimo e inmoral; no están dispuestos a pagar  los impuestos que le corresponden por su lugar de privilegio en la sociedad, a pesar de que ellos son justamente quienes más gozan de vivir en una sociedad que tiene como bandera la “propiedad privada”.

Una de las forma más viejas que los ricos han utilizado para evadir impuestos u ocultar activos (dinero, bienes, derechos,etc) es el llamado TRUST, pariente del Fideicomiso, de la Fundación de Lietchtenstein, y de la Fundación de Panamá, todos ellos parecidos pero no iguales, algunos más laxos que otros.

EL TRUST ANGLOSAJON

Trust significa confiar/confianza. El trust es un contrato privado por el cual una persona transfiere un bien o derecho a otra persona de su confianza, con el fin de que lo controle y administre en beneficio de terceras personas, normalmente familiares o allegados.

En la Edad Media era frecuente que caballeros que partían a guerras y cruzadas, transfirieran sus propiedades a un amigo u hombre de confianza. Este debía administrarlas en beneficio de la esposa y los hijos menores de edad del caballero, que en aquella época no podían ejercer el derecho de propiedad directamente. Normalmente también recibía instrucciones sobre cómo proceder en caso de fallecimiento del caballero.(1)

Los repetidos abusos y expolio que se producían por parte de estos hombres de confianza, hizo que la Court of Chancery, que era la corte de justicia de la época, desarrollara una serie de normas para garantizar el cumplimiento de estas relaciones de confianza, que se denominaron “trusts”. Es en ese momento cuando adquieren plena validez jurídica. (1)

El trust o fideicomiso anglosajón es un mecanismo fuerte y poderoso del cual suele ser imposible hallar evidencia en los registros públicos. Es un secreto entre el abogado y su cliente. El trust manipula la propiedad de un bien. El propietario original de un bien, en teoría se lo entrega a la institución. En este punto, el administrador del bien pasa a ser el propietario legal del bien, aunque no dispone de la libertad de gastarlo o consumirlo, y debe obedecer los términos del contrato es decir el conjunto de instrucciones que le indica exactamente cómo repartir los beneficios a los beneficiarios.(*) El administrador cobra por sus honorarios que pueden ser fijos o parte de los beneficios que se obtienen de su administración. En el trust intervienen:

  • El titular del bien (Settlor=otorgante):  persona dueña del bien que es transferirlo.
  • Administrador (Trustee): persona o entidad encargada de administrar el bien.
  • Beneficiario (Beneficiary): persona designada para recibir las ganancias obtenidas con el bien y, al vencimiento del contrato, el propio bien.
  • Activos (Assets): son los bienes objeto del contrato (inmuebles, dinero, acciones, etc ).
  • Contrato (Trust deed) el contrato privado en el que se recogen las condiciones que debe cumplir el administrador (trustee).
  • Protector (appointor): Es una figura opcional que se puede designar para supervisar al trustee, incluso se le puede dar potestad de sustituirlo por otro en caso necesario. Normalmente el protector es una persona de confianza del titular del bien.

La clave para comprender el funcionamiento del trust reside en la manera en que la ley inglesa, la llamada common law, interpreta el derecho de propiedad. El primer efecto del trust es que el propietario del bien deja de serlo cuando lo transfiere. Pero ¿ a quién ?, al “administrador” que ahora es el “propietario legal” del bien pero no puede consumirlo ni venderlo, porque también está el “propietario beneficiario” que tiene el derecho de uso y disfrute, y  será el dueño del bien cuando se cumplan las condiciones establecidas en el contrato.

Desde el punto de vista impositivo es “el juego del gran bonete”, nadie paga impuestos. Se produce una situación compleja en la que el administrador es el propietario legal del bien, no paga impuestos porque sólo es el administrador pero el propietario tampoco paga impuestos porque supuestamente ya lo ha cedido; los beneficiarios no pagan porque aun no son propietarios aunque tengan el uso y goce.  Como si esto fuera poco, el administrador tiene prohibido por ley identificar al titular original del bien como así también al beneficiario. Qué más se puede pedir ?

Este tipo de situaciones jurídicas son reguladas y aceptadas con naturalidad por la common law inglesa. Esto es así fundamentalmente por razones históricas.  En la tradición anglosajona, el único dueño absoluto de las tierras era el rey, el cual concedía a sus vasallos el uso y disfrute de las mismas y la facultad de dedicarlas a diversos fines. El propietario último seguía siendo el rey, mientras que sus súbditos se convertían en meros “inquilinos” o “tenants” de las tierras. De este modo, ya en la Edad Media se producía esa distinción entre propietario legal y propietario beneficiario (legal and beneficial ownership), que comentábamos anteriormente.(1)

Es por ello que el trust es una figura jurídica íntimamente ligada a la common law y es aceptado en la mayoría de los países de influencia anglosajona, como lo son los Estados Unidos o los países de la llamada Commonwealth, antiguas colonias británicas. Por el contrario, es inexistente en prácticamente todos los estados que basan sus sistemas legales en el llamado código civil o derecho continental, es decir, la mayoría de los países de Europa (entre ellos España) y Latinoamérica. (1)

El trust generalmente se utiliza con fines de evasión impositiva y ocultamiento de bienes no declarados en los países de origen. Para peor, muchas jurisdicciones offshore permiten el “trust revocable”: un trust que puede revocarse de modo tal que el dinero o bienes se devuelve al propietario original. Si el dueño puede hacer esto, entonces no se ha separado realmente del bien. Sin embargo, hasta el momento de la revocación , todo indica que el bien ha sido transferido, por lo cual las autoridades fiscales no pueden gravarlo.(*)

Los trust pueden tener un “appointor o protector” que  más que supervisar al administrador, en realidad actúa en nombre de la persona que simuló deshacerse del  dinero o bien.

EL “Star Trust” de las Islas Caimán permite que el propietario original tome las decisiones de inversión, y no sólo eso, el administrador no está obligado a asegurar que esas inversiones se hagan en interés de los beneficiarios.(*)

Los trust offshore no sólo se usan para evadir impuesto, también son utilizados como medios para canalizar inversiones poco claras donde los supuestos beneficiarios terminan estafados.

Los trust permiten esconder patrimonio, y esto es usualmente utilizado por aquellas personas que se presentan como insolventes ante sus acreedores por deudas o conflictos judiciales. El caso Cromañon ilustra al respecto: las empresas propietarias de el inmueble donde funcionaba la discoteca “República de Cromañon”: Lagarto S.A., Nueva Zarelux S.A. y Central Park Hotel SRL, eran todas empresas offshore y esto dificultó establecer la responsabilidad penal y patrimonial de los propietarios.

Los trust desempeñan un papel central en las finanzas globales, sólo en el minúsculo paraiso fiscal de Jersey hay hasta 400.000 millones de dolares en activos ligados a trust, todos envueltos en un profundo secreto.(*)

Más adelante veremos las particularidades del Fideicomiso, de la Fundación de Lietchtenstein y de la Fundación de Panamá.

(*) Nicholas Shaxson: Las Islas del Tesoro

(1) OBS E-comerce Consulting Ltd

NOTICIAS: AFRICA MIA !!

La ONG Justicia Global  realizó un estudio de los flujos financieros que ingresan y egresan de África. El estudio revela un déficit financiero neto anual de más de $ 40 mil millones.

La investigación muestra que, según las cifras más recientes disponibles en 2015:

  • países africanos recibieron alrededor de $ 19 mil millones en ayuda, pero más de tres veces esa cantidad ($ 68 mil millones) salieron en la fuga de capitales, principalmente por empresas multinacionales que deliberadamente declaran valores sobrefacturados de sus importaciones y subfacturan sus exportaciones.
  • Los gobiernos africanos recibieron $ 32 mil millones en préstamos, pero pagaron $ 18 mil millones en intereses de la deuda y los pagos de capital, de manera que el nivel global de la deuda aumenta rápidamente.
  • un estimado de $ 29 de mil millones al año fueron robados de África en la tala ilegal, la pesca y el comercio de la vida silvestre y plantas.

Aisha Dodwell, un activista de “Justicia Global Ahora” dijo:

“Hay una narrativa tan poderosa en las sociedades occidentales que África es pobre y que necesita nuestra ayuda. Esta investigación muestra que lo que realmente necesitan los países africanos es  detener el saqueo sistemático  a que son sometidos.

Martin Drewry, director de Salud Acción contra la Pobreza, dijo:

“Para acabar con la pobreza tenemos que centrar nuestros esfuerzos en la prevención de las políticas y prácticas que la están causando. Eso significa que tenemos que dejar de facilitar a nuestros paraísos fiscales el robo de millones de dolares, reprimir actividades ilegales y compensar a los países africanos por el impacto del cambio climático que ellos no causaron. “

Hasta la próxima….

ILUSTRACIÓN: Lic. GRISELDA CATRAMBONI

© Cr. DANIEL ROY